Generar una mayor tolerancia del paciente al virus dando lugar a una menor gravedad del proceso infeccioso y a una mayor supervivencia.

La acción de la hormona tiroidea más reconocida es la modulación del metabolismo y su disminución durante las infecciones graves es un predictor de alta mortalidad. Sin embargo, se desconoce si esta disminución en la hormona tiroidea es responsable del empeoramiento del paciente o una respuesta de emergencia del organismo para tratar de aliviar la dramática situación.

Estudiarán el resultado de la infección por COVID-19 en pacientes que son tratados con hormonas tiroideas, para determinar si una modulación de dichas hormonas con medicamentos ya disponibles, en los primeros estadios de la enfermedad COVID-19, puede ser herramienta para disminuir la gravedad de la patología y aumentar la tasa de supervivencia.

Investigadora principal: Susana Alemany (IIBM)         

CSIC-COV19-116