Se trata de una vacuna de tercera generación (ADN recombinante), es decir, constituida por fragmentos de información genética que codifican inmunógenos. Para ello se utiliza un vector plasmídico de expresión en células de mamífero libre de resistencias a anti-bióticos, denominado pPAL, y patentado por el grupo de investigación. Este vector fue previamente empleado para la construcción de la vacuna pPAL-LACK optimizada en condiciones GMP. A su vez, se parte de resultados positivos (fase IV) de protección obtenidos frente a la leishmaniosis canina mediante vacunación de moléculas de ADN de antígenos protectores.

Investigador principal: Vicente Larraga (CIB)

CSIC-COV19-109