Inmediato para la reducción drástica de los tiempos y costes de detección del virus al no tener que seguir los pasos tradicionales. Esto se lograría mediante el desarrollo una técnica alternativa de diagnóstico que pueda facilitar el cribado de los pacientes con síntomas de COVID-19 de manera rápida, precisa y a bajo coste. La cual, debido a su elevado potencial de automatización podría ser realizado por mano de obra poco especializada, facilitando así la liberación de otros recursos humanos y materiales.

Investigadores principales: Mario Fernández Fraga y Juan Ramón Tejedor (CINN)

CSIC-COV19-057

ISCIII COV20_00624