Corto plazo [3-6 meses]: determinar el % de una población homogénea, en concreto niños de entre 5-16 años que estarán inmunizados frente al coronavirus, lo que permitirá estimar la vulnerabilidad de la población española a una nueva oleada de la infección COVID-19.

Medio plazo [1 año]: conocer la capacidad que tiene el virus SARS-CoV2 para producir la enfermedad COVID-19 en la población y las patologías que tiene asociadas. Y, en función de esto, guiar terapias para su tratamiento y el desarrollo de vacunas.

Investigadoras principales: Margarita del Val (CBM) e Isabel Mérida (CNB)